De Pellin y Coigüe: mirando un bello horizonte con sabor a asado al palo

En el condominio San Andrés, kilómetro 45, camino a Futrono se encuentra el restaurant y parrilla De Pellín y Coigüe, en una loma que permite disfrutar de una insuperable vista al lago Ranco y en un espacio de arquitectura rústica que le brinda un toque particular. 

Su dueña y representante legal, María José García de Ceca, explica las particulares razones que la motivaron a iniciar esta actividad económica. “La salud de una hija que hoy trabaja junto a mí. Llevamos 18 años ya en el rubro y hoy estamos más felices que nunca entregando lo mejor de nosotras”. 

Sobre qué es lo que hace distinto a su negocio de otros similares María José afirma:

“la calidad de todos nuestros productos, la atención personalizada y una vista hermosa del lago Ranco”. 

Por lo mismo, cree que las claves del éxito de su emprendimiento son: “estar siempre detrás de tu equipo formando un buen equipo. La calidad, la preocupación por los clientes, los detalles. ¡Todo!”.  Refiriéndose al momento más difícil que han debido atravesar afirma sin dudar: “la pandemia, que creo que a todos nos impactó. Pero ese tiempo lo usamos para hacer mejoras y hermosear el lodge y también para reinventarnos con ayuda de terceros. Fue muy duro, pero aquí estamos”.

Sobre qué es lo que hace distinto a su negocio de otros similares María José afirma: “la calidad de todos nuestros productos, la atención personalizada y una vista hermosa del lago Ranco”.  Por lo mismo, cree que las claves del éxito de su emprendimiento son: “estar siempre detrás de tu equipo formando un buen equipo. La calidad, la preocupación por los clientes, los detalles. ¡Todo!”. 

Refiriéndose al momento más difícil que han debido atravesar afirma sin dudar: “la pandemia, que creo que a todos nos impactó. Pero ese tiempo lo usamos para hacer mejoras y hermosear el lodge y también para reinventarnos con ayuda de terceros. Fue muy duro, pero aquí estamos”.

Parte de la reinvención consistió en incorporar el servicio de retiro en el local, lo que se suma a otros que se mantienen desde hace años, como los eventos para empresas o personas, y la tienda que ofrece detalles para regalar, en su mayoría de la zona. 

Al explicar cuál ha sido el aporte o valor que le ha entregado la Corporación Cuenca del Ranco al desarrollo de su negocio, María José afirma: “ha sido un buen socio, preocupado y tendiendo la mano cuando la hemos pedido. También ha sido una ventana a la región y fuera de ella”. 

Si anda cerca de Futrono, debe saber que De Pellín y Coigüe atiende todos los días y durante los fines de semana nunca falta el asado al palo de tapabarriga. 

Para no perderse, las coordenadas de este restaurant y parrilla son: 

  • Condominio San Andrés, kilómetro 45, camino a Futrono. 
  • Correo: pellinycoigue@gmail.com
  • Celular: 996413004
  • Instagram: @pellinycoigue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *